EL SINDROME DE OVARIO POLIQUISTICO

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es una disfunción endocrina y metabólica, muy prevalente en mujeres en edad reproductiva, estimándose que, aproximadamente, lo padecen un 10% de las mujeres en edad fértil. Las principales características de este Síndrome son el hiperandrogenismo, alteraciones en la ovulación y morfología de ovarios poliquísticos.  

Sus manifestaciones son muy variadas y dependen de la edad de la mujer. Por lo general, se inician en el periodo perimenárquico con la aparición de alteraciones menstruales del tipo oligomenorrea (sangrados con intervalos superiores a 45 días) alternados con períodos de amenorrea (ausencia de sangrado) y con menor frecuencia metrorragias. Es frecuente la asociación con obesidad, presente en aproximadamente el 50% de las mujeres,  generalmente de tipo androide  o “forma de manzana”, que suele iniciarse en la niñez y se acentúa en la pubertad. Diversos estudios informan de diferencias endocrinas y metabólicas significativas entre mujeres delgadas y obesas con SOP.

A los trastornos menstruales, se suelen asociar las manifestaciones del hiperandrogenismo siendo la más frecuente el hirsutismo de carácter leve o moderado, el acné y la alopecia androgénica. Durante la edad fértil temprana, predominan las alteraciones reproductivas y en la perimenopausia se acentúan las alteraciones metabólicas como el síndrome de resistencia a la insulina, obesidad, dislipemia con aumento de triglicéridos y LDL colesterol y disminución del HDL colesterol, lo que favorece el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y Diabetes tipo 2.

La causa del SOP no está clara, se cree que es un trastorno genético, de etiología multifactorial y muy asociado a componentes ambientales.

No obstante, el aumento de la producción de insulina o la resistencia a ésta, podría ser la causa ya que en estas circunstancias se ha observado un aumento en la producción de andrógenos. También se le ha asociado a la presencia de un mayor estrés oxidativo e incluso con una inflamación crónica de baja intensidad

Respecto a las vitaminas, se observan niveles bajos de tiamina probablemente como resultado de un bajo consumo de alimentos integrales y legumbres que, además de servir como fuente natural, también favorecen la biosíntesis de vitamina B1 por la microbiota. El consumo de alimentos altamente procesados o con alto contenido en azúcares simples también influye en el uso o la pérdida de esta vitamina que junto con la obesidad reducen su absorción. La deficiencia de esta vitamina, muy importante en el metabolismo de los carbohidratos, puede conducir a la aparición de Diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y dislipemia en pacientes con SOP.

Las alteraciones metabólicas detectadas en mujeres obesas con SOP, conlleva importantes riesgos para la salud a corto, medio y largo plazo, por lo que es necesario realizar acciones interventoras desde la adolescencia que limiten el daño en el curso natural del SOP.

Por ello, para reducir los efectos del SOP es conveniente:
. Mantener un peso saludable. La pérdida de peso enfocada a la pérdida de grasa no de masa muscular, puede reducir los niveles de insulina y andrógenos. La dieta cetogénica como Pronokal, puede ser un gran aliado para este proceso.
. Reducir el consumo de carbohidratos
. Realizar ejercicio de manera regular

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s